Javier Martin

¿Cómo benefician las redes sociales a una empresa?

Publicado el 6 marzo, 2013 | Viriato Monterde Alloza | Recursos

Hay redes de muchas tipologías diferentes (verticales, horizontales, de ocio, profesionales, etc) y más usos posible si cabe, pero parece claro que constituyen una herramienta que puede terminar resultando rentable para las empresas. Conocer mejor a los clientes, entablar conversación con ellos u obtener la recomendación de los mismos, son algunos de las ventajas que pueden conseguir las empresas haciendo uso de las redes sociales.

Así al menos lo aseguró Javier Martín, director de Social Media en Plenummedia y autor del blog Loogic.com, quien impartió una ponencia en el Centro de Incubación Empresarial de la Milla Digital de Zaragoza (CIEM) para explicar la importancia del social media en el sector empresarial. Una materia que Martín conoce gracias tanto a su faceta de blogger, como a sus propias experiencias emprendedoras.

La cuestión que contiene el titular de este texto es una de las preguntas más populares de los últimos años. Cuántas empresas, instituciones, incluso profesionales individuales se la han planteado. También se trata de una de las más respondidas. Consultorías, community managers, gurús y un largo etcétera se han atrevido a responder.

Dentro de esa amplitud se hallan por supuesto una grandísima variedad de planteamientos, resultando cierta una generalidad: no vale la misma respuesta para todas las empresas. Así que retomemos la cuestión inicial y veamos que opinaba Martín al respecto.

¿Qué puede esperar una empresa de las redes sociales?

Para el autor de Loogic.com hay unas diez utilidades generales que puede obtener una empresa que decida adentrarse en el mundo de las redes sociales:

  • Tráfico: visitas a su web.
  • Mejoras en el posicionamiento: escalar posiciones en los resultados de Google.
  • Seguidores: más adeptos a su marca.
  • Conocer mejor a sus clientes: ver cuales son sus necesidades, etc.
  • Recibir feedback de sus clientes: conocer mejor lo que opinan sus clientes de su marca.
  • Resolver dudas y quejas: atención al cliente vía redes.
  • Engagement: la relación que se establece con el cliente. Gancho.
  • Recomendaciones: el factor más provechoso para las empresas. Los clientes llaman a potenciales clientes.
  • Branding: al hilo de todo lo anterior, hacer marca.
  • Confianza: como resumen de todo, ganarse la confianza de una comunidad (la formada por sus compradores y potenciales compradores).

El social media marketing o cómo deben actuar las empresas en las redes sociales

Para Martín, la clave del marketing que se realiza en las redes sociales es la actitud. Partiendo de la base de que las redes sociales fueron creadas para personas y no para marcas o empresas, es fundamental el uso que se haga de ellas. Y el principal objetivo que deberían establecer las empresas es ganarse el respeto de los usuarios. Una labor compleja en la que el profesional encargado de realizarla en las redes sociales adquirirá un papel importante.

[pullquote]La clave del marketing que se realiza en las redes sociales es la actitud[/pullquote]

En cuanto al miedo más común que tienen las empresas a la hora de introducirse en las redes sociales, es decir, recibir las críticas (reales o intencionadas) de los consumidores, Javier Martín cree que ese es precisamente el trabajo clave de un Comunity Management: convertir esas potenciales críticas en confianza y recomendación.

Una vez deducido que la presencia en redes sociales es casi obligatoria para la mayoría de las empresas -aunque no de la misma forma-, la siguiente pregunta que viene a la mente es: ¿Y en que redes sociales debe estar mi empresa? La respuesta una vez más no es cerrada, ni común para todos. Eso sí, Martín diferencia entre dos tipos de redes:

  • Fijas: Las más fuertes, tradicionales, etc. Ejemplos: Facebook y Twitter.
  • De moda. Aquellas cuya popularidad se puede catalogar de momento de temporal. Ejemplo: Pinterest.

Y estima que en las del primer tipo hay que estar obligatoriamente, mientras que en las del segundo es conveniente o no dependiendo de las circunstancias, el tipo de empresa, el tipo de red social (por ejemplo las temáticas), etc.

¿Se puede vender en las redes?

La respuesta de Javier Martín en este caso es más clara: sí. Argumentada primero desde su propia experiencia con casos como recomendar una lectura y comprobar como varios usuarios adquieren esa obra como consecuencia de esa recomendación. O iniciativas propias como Tierra de Cerveza, dónde Martín considera que el Community Manager de la cuenta de la empresa ha logrado la clave para poder vender a través de la red social Twitter: empatía con los potenciales consumidores.

De la misma forma, el autor de Loogic.com cree que una empresa puede encontrar a una parte importate de su clientela en las redes sociales. Sobre todo cuando a éstas les otorgamos la función de buscador. Ejemplo: Tenemos una empresa de calzado deportivo, buscar en Twitter “calzado para correr” y encontrar cientos, miles de potenciales clientes. Una herramienta para buscar con mayor precisión es Summize.

Martín defiende que este papel de buscador de las redes es muy importante, ya que esto puede hacer que aunque una empresa tenga muy pocos seguidores, sea capaz de encontrar a esos usuarios y por lo tanto sea capaz de alcanzar el factor “recomendación” que tantas veces hemos subrayado. En definitiva, retomando argumentos anteriores, un buen trabajo en redes sociales es cuestión de actitud: en vez de esperar que vengan los usuarios, acudir a buscarlos.

Consejos concretos para una empresa en redes sociales

  • La mejor estrategia es el marketing de contenidos.
  • Ha de ser proactivo para encontrar tu audiencia.
  • Aporta valor, no vendas la moto.
  • Tu presencia en las redes es igual a la reputación de la empresa en Internet y esto es importantísimo. No dejes la reputación de tu empresa en manos del becario.

¿Cómo aplicar todo esto a marcas individuales?

Todos los consejos, cuestiones a tener en cuenta y características anteriores están dirigidas a empresas que quieran tener presencia en Internet. Pero, ¿qué ocurre cuando lo que queremos es posicionarnos nosotros como profesionales, de forma individual?

  • Las cosas si se hacen, se hacen bien. Hay que tener constancia. No sirve actualizar durante dos meses cada día y luego tres meses nada y de nuevo dos meses todos los días.
  • Perfil 100% completo. Como en Linkedin. Nuestro perfil en Internet ha de estar completo.
  • Principio de Pareto: 80 % profesional 20% personal. Dejar ver también un poco de la parte personal de cada uno.
  • Participa en conversaciones, comparte y colabora. No consiste solo en “hablar de nuestro libro”, hay que interactuar. Las redes sociales están hechas para ello.
  • Cuidado con los trolls y el spam. Hacer una gestión simple y eficaz de ello.
  • Conocer bien a tus seguidores/amigos. Social Bro es una buena herramienta para ello. Parece fundamental estar informado de quiénes forman tu contexto, tu comunidad.

¿Quién es?

Nombre y apellidos Javier Martín Robles
Año de nacimiento 1976
Cargos
Participa

 

Perfiles en redes sociales
Material utilizado

Si te ha gustado el artículo, ¡compártelo!

Sobre el autor

Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad Europea de Madrid y la Universidad de Lund (Suecia). Su formación se ha visto ampliada a numerosos campos como el marketing, el SEO, la creación de productos transmedia,etc. En cuanto a su recorrido profesional, comenzó su trayectoria en el ámbito radiofónico (Cadena SER, Aragón Radio y otras), para posteriormente probar diferentes ámbitos -DIRCOM, agencia de noticias, etc- y terminar fundando 960 Pixels en 2008. Empresa que dirije desde entonces, así como los proyectos que de ella derivan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>