Tramites

¿Cómo hacerse autónomo en España?

Publicado el 1 marzo, 2013 | Ricardo Peñalver García | Emprender, Recursos

Para iniciar cualquier actividad económica en España por cuenta propia hay que darse de alta en el Régimen Especial de los Trabajadores Autónomos. A partir de este punto comienzan una serie de requisitos, trámites y demás que -aunque están en vías de simplificación- continúan siendo a veces complejos. Aquí tratamos de desgranar los pasos que hay que dar, porqué y cómo.

Para establecerse como trabajador autónomo en España hay que hacer dos trámites en estos organismos oficiales:

1.- Agencia tributaria: hacer una declaración censal de la actividad empresarial o profesional.

2.- Tesorería General de la Seguridad Social: darse de alta en el régimen especial de los trabajadores autónomos de la seguridad social -modelo TA.0521-.

Tenemos un mes desde la fecha de inicio de nuestra actividad que marquemos en la declaración censal para entregar este formulario rellenado y satisfacer la cuota del primer mes (las cuotas de autónomos se pagan por meses completos, independientmente de la fecha del alta censal).

Una vez hayamos completado estos trámites ya se pueden emitir facturas por los trabajos realizados, lo que nos obligará a cumplir con las siguientes obligaciones fiscales y tributarias:

IVA

Los trabajadores autónomos y las empresas están obligados a hacer una labor en nombre del Ministerio de Hacienda: recaudar el impuesto sobre el valor añadido consignado en las facturas que emite. Cada trimestre habrá que hacer la declaración de IVA y todos los meses de enero el resumen anual -excluyendo el régimen especial del recargo de equivalencia de los comerciantes minoristas, la agricultura, ganadería y pesca-.

El ejercicio de la actividad profesional conlleva la necesidad de consumir una serie de bienes y servicios sobre los que se paga un IVA. Es el IVA soportado.

Las empresas y los profesionales autónomos añaden al importe de sus bienes o servicios facturados el porcentaje de IVA correspondiente -el tipo general es el 21 %- . Es el IVA repercutido.

La liquidación trimestral del IVA es la diferencia entre el IVA repercutido y el IVA soportado. El resultado nos dará el importe de la declaración, que nos obligará a ingresar a hacienda en caso de ser positivo, o que hacienda devolverá o compensará en futuras declaraciones cuando resulte negativo.

IRPF

Los trabajadores sujetos al Régimen Especial de los Trabajadores Autónomos -lo mismo que los que están en cualquier otro régimen- tienen la obligación de pagar el impuesto sobre la renta de las personas físicas derivado de su actividad económica.

En el caso de los trabajadores autónomos se pueden dar muchos casos diferentes. Los más habituales son dos: modalidad de estimación directa y modelo de estimación objetiva (módulos) -aplicable sólo en determinadas actividades-  que establece unos pagos trimestrales basados en una serie de parámetros objetivos fijados por Hacienda para cada actividad.

Entre estos parámetros se contempla el número de trabajadores, personal asalariado, potencia eléctrica instalada y superficie del local, que variarán en función de la población en la que se realizan.

En el caso de actividad profesionales, el pagador (nuestro cliente) está obligado a practicar una retención a cuenta del IRPF (actualmente el porcentaje de retención es el 21%; con excepciones para nuevos profesionales que durante un tiempo es menor).

Cuota de autónomos

Los trabajadores autónomos tienen que satisfacer -el ultimo día laborable de cada mes- las cuotas de autónomos a la Seguridad Social.

Estas cuotas se calculan en función de las bases de cotización elegidas, la mínima de 858,6 euros y la máxima de 3.425,7o euros, con determinadas limitaciones en función de la edad del autónomo).

A estas bases se les aplica un tipo de cotización del 29,8 % como norma general -que puede variar en función de coberturas, sectores de actividad y otros factores-, resultando una cuotas mensuales que van desde los 256 euros de la más baja a los 1.020 euros de la más alta.

Todos los trámites se pueden hacer por internet

Certificado digital

Con un lector de tarjetas y nuestro DNIe podemos firmar documentos oficiales

Se dice que en muchos países europeos y en Estados Unidos puedes crear tu empresa por internet. En España también.

Tanto la Seguridad Social como la Agencia tributaria disponen de la opción de realizar todos los trámites de forma telemática, lo que sin duda reduce los esfuerzos y complicaciones -así como el coste- de cumplir con las obligaciones fiscales y tributarias.

Sólo necesitamos nuestro DNI electrónico, un lector de tarjetas criptográficas (cuyo coste está en torno a los 20 €) e invertir un poco de tiempo en seguir los pasos y tutoriales de los programas de utilización de los certificados electrónicos que hay que instalar para que nuestra identificación telemática sea rápida, efectiva y legal.

Información complementaria
Material utilizado

Si te ha gustado el artículo, ¡compártelo!

Sobre el autor

Licenciado en Historia del Arte por la Universidad de Zaragoza, doctorado en la de Viena y postgrado en gestión cultural. En verano de 2004 se incorporó a la redacción de Radio Praha, donde trabajó como corrector de español, redactor para las emisiones de español, inglés y alemán, y locutor. Posteriormente, inició sus estudios de licenciatura en Economía. Entre su trayectoria posterior, cuenta con la experiencia como asesor al Gabinete del Departamento de Salud y Consumo dle Gobierno de Aragón, en calidad de experto TIC y responsable de coordinación con el Gabinete de Comunicación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>