Emilio Duro por Sukiweb

Educar en base a la felicidad, por Emilio Duró

Publicado el 9 febrero, 2015 | Viriato Monterde Alloza | Emprender, Motivación

El ciclo “Educar para el futuro” de la Obra Social de Ibercaja trajo a Zaragoza a Emilio Duró que, durante más de hora y media, explicó algunas de las claves que se escondían bajo el título de su charla La educación emprendedora, un valor seguro.  El consultor -que se hizo muy popular gracias a la difusión en Youtube de su conferencia “Optimismo e ilusión“- apostó por una educación que haga especial hincapié en 4 ramas: deporte, alimentación sana, relajación mental y emociones.

Emilio Duró domina con maestría la capacidad de comunicar sobre cosas importantes -algunas de ellas incluso pertenecientes al grupo de cosas de las que no se suele hablar- con absoluta naturalidad y una buena dosis de humor. Pero no solo comunica, sino que en el marco descrito consigue que el público reflexione sobre las ideas tan claras que lanza sin descanso. Y en este contexto, Duró se permite comenzar su intervención alegando que como una persona de su edad -o de la mayoría de los presentes- tenga que decidir el futuro de la educación… “apañados vamos”.

Se necesita un cambio profundo en el sistema educativo actual

Prácticamente ninguno de los presentes en la sala tiene dudas de que el mensaje de Duró no va a ser en absoluto convencional y están en lo cierto. El “consultor” -o comunicador o… a veces nos empeñamos en etiquetar incluso lo que no se puede etiquetar- deja claro desde el principio que el sistema educativo actual en España va varios pasos por detrás de sistemas educativos como el japonés donde la lectura de libros o las estancias fuera del país son pilares esenciales del sistema. *1

La educación no empieza y termina en la puerta del colegio -prosigue Duró-, sino que esta implica también al hogar. De forma que niños, padres, profesores, compañeros… todos son agentes del sistema y todos por lo tanto somos responsables de la calidad del mismo. Y aquí es donde la actitud -uno de los argumentos en los que más hincapié hace- es esencial. Y, dentro de la actitud, las “ganas de vivir” como herramienta.

Copiar a la gente que triunfa. El caso de Alice Herz Sommer

Para ilustrar la importancia de la actitud, Emilio Duró acerca varios ejemplos de los que ponen la racionalidad de los presentes patas arriba. Uno de ellos es el de Alice Herz Sommer, la que hasta febrero del año pasado estaba considerada la superviviente más longeva (con 110 años) del Holocausto. Pero no es aquí donde reside la singularidad de su historia. Herz Sommer, su marido y su hijo fueron enviados al campo de concentración de Terezin en 1943. Su marido pronto sería trasladado a otros campos y terminaría siendo aniquilado.

Sin embargo, ella y su hijo lograron sobrevivir gracias a la actitud de Alice. Como ella era pianista decidió entregar su esperanza a la música y acabó dando conciertos con frecuencia tanto para recluidos como para nazis, siendo este último factor el que le ayudo definitivamente a sobrevivir. “La música me salvó la vida” solía repetir.

Y precisamente de ejemplos como el de Herz Sommer es de los que Duró cree que, además de aprender, hay que copiar. Copiar a la gente que triunfa, a la gente que es feliz, a lo que funciona. Copiar, copiar y copiar.

Entonces, ¿cuál es el sistema por el que apostamos?

El discurso de Emilio Duró no termina aquí. Anota que hay que hablar de los valores que estamos imponiendo en la sociedad actual y las consecuencias que muchos de ellos nos traen: la depresión como principal origen de los problemas de salud que hoy en día nos afectan. El papel de los ansiolíticos, los psiquiatras, los psicólogos… “Una vez fui al psicólogo y le animé”, ironiza. Vuelve a reclamar la participación de todos para construir una sociedad con otros valores. Y habla de las tasas de suicidio de jóvenes en España para ilustrar el gran fracaso de esos valores. *2

Llegan el final de la intervención y Duró lanza su propuesta concreta, no sin antes argumentar sus dudas acerca de la conveniencia de que él opine sobre el futuro de la educación. Pero apuesta y lo hace por un modelo tan diferente como sugerente: “recogiendo todo lo que hemos dicho anteriormente, la educación en nuestro país tiene desde ya que empezar a construirse sobre cuatro pilares fundamentales: deporte, alimentación sana, relajación mental y emociones”.

  Información complementaria 

  Fuentes de información 

 

Si te ha gustado el artículo, ¡compártelo!

Sobre el autor

Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad Europea de Madrid y la Universidad de Lund (Suecia). Su formación se ha visto ampliada a numerosos campos como el marketing, el SEO, la creación de productos transmedia,etc. En cuanto a su recorrido profesional, comenzó su trayectoria en el ámbito radiofónico (Cadena SER, Aragón Radio y otras), para posteriormente probar diferentes ámbitos -DIRCOM, agencia de noticias, etc- y terminar fundando 960 Pixels en 2008. Empresa que dirije desde entonces, así como los proyectos que de ella derivan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>